SALMONELOSIS

 

Es una infección intestinal causada por las bacterias de tipo salmonella, que se desarrollan en los alimentos crudos como carnes y sus derivados, pescados y mariscos, huevos, leche sin pasterizar y sus derivados, así como de personas manipulando alimentos y ya infectadas.

 

Es una intoxicación alimenticia que suele ser causada por falta de higiene, por no tratar con frío los alimentos que lo requieren , recomendable por debajo de 5 Cº o al contrario por no tratar con calor aquellos alimentos que una vez alcanzado los 74 Cº , eliminamos la mayoría de las bacterias.

 

Se recomienda mucha higiene manipuladora con los alimentos de mayor riesgo, así como tanto de manos y utensilios a utilizar para cortar, cocinar, transportar, etc.


 

En una infección por salmonela se dan una serie de síntomas que desequilibran el normal funcionamiento del organismo como vómitos, diarreas y perdida de líquidos y nutrientes , por lo cual debe cuidar su alimentación para recuperar las energías perdidas.

 

A causa de las diarreas y los frecuentes vómitos el cuerpo pierde gran cantidad de agua y minerales, por lo cual el primer tratamiento se basa en una correcta hidratación oral por medio de líquido electrolítico o hidratantes , como por ejemplo mezclar en casa 1 litro de agua hervida, con el zumo de uno o dos limones, añadir 2 cucharadas de azúcar, así como 1 o 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio y 1 de sal.

 

Son muy efectivas las infusiones de té de manzanilla con limón y agua de arroz.

 

Es muy común irse recuperando en dos días de los síntomas y para ello se debe ingerir alimentación de manera ligera y con propiedades astringentes. Se recomienda una dieta a base de arroz , patatas y zanahorias al vapor, pescados blancos o pechuga de pollo sin piel a la plancha o hervidos, plátano, manzana y yogur natural no azucarado.

 

Al cuarto día es muy efectivo tomar bifidus activos para recuperar la flora intestinal.

 

También disponemos de las propiedades de los remedios naturales, como el cilantro, planta que elimina la peligrosa bacteria de la salmonela, a la vez que es astringente, digestiva y diurética.

 

No olvidar las fabulosas propiedades de los arándanos por su capacidad astringente y regulador de las funciones.