OSTEOPOROSIS, FRAGILIDAD DE LOS HUESOS

 

Esta enfermedad es producida por la pérdida gradual de masa ósea que desemboca en fracturas de los huesos, dolor de columna , cadera y curvatura espinal, es de mayor incidencia en la mujeres , llegando a ser un 30% superior respecto a los hombres.

 

Ellas pueden perder hasta un 40% de masa ósea antes de la menopausia y a partir de ella gradualmente, hasta tener una fragilidad de huesos con riesgo de fracturas.


 

La fragilidad ósea se debe habitualmente a una dieta pobre de calcio , magnesio , boro (frutas secas y verduras) y tiene mucho que ver desde el alcoholismo, la falta de ejercicio o movimiento físico hasta el tabaquismo que impide la absorción de los nutrientes y minerales en los huesos.

 

Una menopausia precoz es signo de mayor riesgo de tener osteoporosis.

 

Es muy importante el ejercicio para reactivar y regenerar nuestra masa ósea, es recomendable desde paseos andando hasta ejercicios aeróbicos de pequeño impacto contra el suelo.

 

Es sobre todo a través de la alimentación y una dieta rica en calcio (leche semidesnatada, leche de almendras, ajo , coles, manzanas, peras, brócoli, semilla de sésamo ) , en magnesio (espárragos, lentejas, trigo, ciruelas, nueces ), de vitamina D (huevos, aceite Hígado de Bacalao, tomar el sol ), de proteína vegetal como la apreciada soja para reequilibrar los estrógenos en mujeres menopáusicas , y de ácidos grasos omega 3 que favorecen la absorción del calcio, entre ellos encontramos al grupo de pescados azul como la sardina, salmón , caballa y de nuevo las nueces.

 

La cebolla cruda es muy apreciada por contener sulfuro que ayuda a fijar los minerales a los huesos.