ECZEMAS DERMICOS, LA PESADILLA EN LA PIEL

Un eczema es una afección dermatológica de la piel, que se caracteriza por una inflamación que presenta diversas lesiones como pápulas y exudación. También se aplica este término para dermatitis causadas por contacto con una sustancia para la cual se haya sensibilizado el paciente (eczema de contacto).

Se caracteriza por un enrojecimiento de la zona afectada seguida de una fuerte picazón; puede esparcirse fácil y rápidamente a otras áreas del cuerpo.

Existen otros tipos de eczemas
" eczema seborreico
" eczema atópico o diferente de condición hereditaria

Tratamiento natural del eczema:

Lo más importante para el tratamiento del eczema es: tener una buena higiene, evitar los alimentos alérgenos conocidos, aplicarse en forma sistemática cremas y pomadas para prevenir la piel seca, reducir la irritación, la comezón y rascarse. El sol y los baños en agua salada producen buenos efectos para el eczema moderado y leve. Una crema con cortisona es, sin embargo, necesaria en los demás casos.

Eliminar de tu dieta el azúcar refinada, los embutidos y los lácteos. Esto es sumamente importante para desaparecer la dermatitis.

Lava tu cara todas las noches con agua mineral y unas gotas de limón, y luego aplica una mascarilla de patata, cortando en rodajas la verdura y dejándolas sobre tu piel una hora. Lava después con agua pura y si encuentras una crema ligera hidratante de Aloe, aplicar.

Evitar los jabones y los shampoos con detergentes.

Usar y aplicar Aceite de Onagra, aceite de casís y la equinácea ,favorece la curación natural de los eczemas.